Athleticzales

Entrevista:Carlos Gurpegi

Ir abajo

Entrevista:Carlos Gurpegi

Mensaje por Athmin el Vie 20 Ene 2012 - 9:28

Cayó lesionado en Mestalla a finales de octubre, se hizo una avería en la rodilla izquierda que le mantendrá fuera del equipo quizá por lo que resta de campaña. Carlos Gurpegi confía en recibir el alta antes de que la Liga concluya y, mientras, se deleita viendo a sus compañeros

Carlos Gurpegi, capitán del Athletic, hace un repaso de la situación del equipo. Se detiene en la personalidad de Marcelo Bielsa, su carácter, lo fácil que ve el fútbol y el ingente trabajo acumulado desde el verano a sus órdenes. Al margen del juego colectivo, hace hincapié en la respuesta individual de sus compañeros, donde se aprecia la enorme influencia del técnico.

Se van a cumplir tres meses de la grave lesión en su rodilla izquierda. ¿Cómo se encuentra?

Bien, bueno. Después de la operación cogí un virus de quirófano y tuve que volver a entrar para que me hicieran una limpieza, y desde entonces parece que todo empieza a ir moderadamente bien. Esta semana he empezado a hacer bicicleta, siento molestias, pero confío en que todo se vaya desarrollando con normalidad, que todas las complicaciones hayan quedado atrás.

Usted ya sabe de qué va esto.

Sí, tenía la vivencia del cruzado que me rompí en juveniles y puedo decir que las cosas van según lo previsto. Me operaron el pasado 24 de noviembre y cuatro días después volví a ingresar. El 5 de diciembre me volvieron a operar, entre una cosa y la otra estuve trece días en la clínica. Ahora debo intentar recuperar el tiempo perdido por esa circunstancia del virus. Este viernes pasado estuve en Gasteiz, con Mikel Sánchez, que es quien me intervino, me pusieron un poco de sedación para romperme algunas adherencias y ahora estoy mejor.

No es el primero de la plantilla que se ve afectado por el tema de los virus postoperatorios.

No sé qué pasa. Pablo Orbaiz tuvo lo mismo, pero a él se le infectó más porque a mí me lo cogieron rápido. Ibai Gómez tuvo hace poco otra infección, pero a él no le tuvieron que abrir. Lo achaco a que quizás estamos al límite, justos de fuerzas y a poco que nos hagan cogemos algo. Es una teoría mía nada más, no tiene ninguna base científica.

Lo cierto es que va algo retrasado.

Me operaron un mes después de que tuve la lesión, pero Mikel Sánchez piensa que es mejor así porque luego se gana tiempo en la rehabilitación. Cada vez tengo mejores sensaciones, pero sí que he perdido un par de semanas.

En una lesión de larga duración es aventurado poner fecha de reaparición, pero sí que se hace un cálculo aproximado.

Mi ilusión es terminar la temporada entrenándome con todos. Si es un mes, mejor que quince días. Ese es el primer objetivo. Me tengo que ilusionar y marcarme retos de este tipo. Y si no fuera así, volvería en pretemporada después de machacarme todo el verano para estar al nivel o incluso mejor que mis compañeros.

Lo de jugar este curso no se lo plantea.

¿Jugar? Todo dependerá de cómo responda la rodilla. Si de aquí en adelante todo va bien, no renuncio a nada. Aunque sea el último partido de Liga, los últimos diez minutos de ese partido, sí que me gustaría estar. Lo voy a intentar.

Bueno, usted participó en el equipo durante los dos primeros meses de competición, cuando las cosas no estaban tan bien como ahora.

Desgraciadamente para mí estuve jugando cuando todavía el equipo no estaba engrasado. Hemos cambiado totalmente la manera de jugar y entonces estábamos pagando el peaje que hay que pagar para que estemos ahora viendo lo que vemos. En aquella fase tampoco fuimos inferiores a nadie, salvo al Betis, pero es verdad que hubo dudas sobre el equipo, dudas que ya están disipadas. Sí, la verdad es que me tocó el tramo más feo de la competición.

Esas dudas a las que se refiere obedecían a que estaban aprendiendo a jugar como Bielsa quiere.

Sí que nos costó al principio, pero era algo previsible. Veníamos de una forma de jugar y de entrenar, y se hizo mucho trabajo, el primero el entrenador y todos con él. Pienso que en un tiempo relativamente breve hemos cogido lo que él buscaba y el equipo tiene una identidad que lo mismo vale para fuera que para casa, el equipo no cambia y eso es algo que muy pocos son capaces de hacer.

Vamos, que Bielsa les ha metido mucha caña.

Sin duda. Es algo sobre lo que hemos hablado mucho entre nosotros. Con ningún técnico he trabajado tanto ni he tenido sesiones de tanta duración. Pero se ha visto que hacía falta porque ha sido cambiarlo todo. Siempre cuesta asimilar nuevas ideas, pero ese trabajo que se hizo y que se sigue haciendo se está viendo recompensado. La intensidad con la que juega el equipo, cómo maneja los partidos, todo eso es el fruto de esos entrenamientos. Bielsa es un perfeccionista y nos obliga a todos a ser perfeccionistas. Si él y sus ayudantes meten muchas horas, nosotros vamos de la mano. Creo que en ese sentido hay pocos técnicos como Bielsa, pero luego se nota en el campo. El equipo es vistoso gracias a todo ese trabajo acumulado.

A mucha gente le ha sorprendido que el equipo haya asimilado el estilo de Bielsa, se pensaba que no daba para más de lo que ofrecía.

Yo nunca he dudado de la capacidad de este equipo. Es obvio que hacemos otro juego, pero otros años también nos había ido bastante bien. El año pasado en casa solíamos empezar ganando con frecuencia. Pero es evidente que hemos pasado de ser un equipo sin posesión a otro que en casi todos los partidos domina a los rivales en esa faceta. Eso habla muy bien de esta plantilla, deja claro hasta qué punto es capaz de adaptarse.

Y se supone que el futbolista prefiere tener la pelota a correr detrás de ella.

Está claro. Puedo decirlo porque aunque no esté jugando convivo con el equipo: veo que los compañeros están disfrutando con el balón. Para el futbolista esto de ahora es mucho más agradecido, a más posesión menos hay que defender, pero ojo, que se está viendo que el equipo lo hace de maravilla cuando toca defender y apretar.

Y usted viéndolo desde la grada.

Me muero de envidia. No sé si estaría jugando mucho o poco, pero tengo la sensación de que me estoy perdiendo algo muy bonito. Por mucho que siga integrado en el equipo, lo que se vive en el campo no se vive en ningún otro sitio.

Pues según dice Bielsa, el equipo está aún lejos de ofrecer todo lo que tiene dentro.

Ojalá sea así. Creo que Bielsa es un entrenador muy exigente y conoce muy bien a la plantilla. Si dice eso, es porque no hemos tocado techo y podemos hacer las cosas mejor. Espero que esté en lo cierto.

Solo han perdido dos partidos de los últimos 25 y uno el de París, que se lo podían permitir.

Y el otro, contra el Granada, no fue justo que lo perdiéramos. Esta inercia hay que disfrutarla. Cuando ha habido épocas malas hemos conocido el pesimismo y ahora, como jugador y aficionado, toca disfrutar, es lo único que me planteo. Si luego hay un bache o se tuercen las cosas, ya habrá tiempo de lamentarse. Tenemos derecho a disfrutar de lo que estamos viendo. A día de hoy no se cuestiona el nivel y la capacidad de este equipo.

Incluso se mira al Bernabéu con ganas.

La ilusión de la gente se refleja en lo que le da el equipo. Este Athletic está supertrabajado, gana porque es más intenso que los rivales, llevamos seis partidos sin encajar un gol y vas con fundado optimismo al Santiago Bernabéu. Piensas seriamente en que tendremos opciones de conseguir algo allí. Hace seis años, con Ernesto Valverde, ya se hizo y aquel equipo estaba en tres competiciones y tenía un juego alegre. Ahora, por qué no.

Usted ha conocido unos cuantos Athletic, unos mejores que otros. Este se parece algo al de Valverde o al de Heynckes. ¿Qué opina?

Veo una diferencia. Con muy pocos entrenadores se logra no variar la forma de jugar, es algo que tiene un mérito enorme. El de Valverde era un equipo alegre, pero la plantilla actual es más joven. No sé si aquel jugaba mejor o peor, pero esta plantilla puede tener un recorrido más largo.

Bielsa no se muestra mucho, no es amigo de los focos. ¿Qué puede contarnos de él?

Es un obsesionado de la perfección. A la hora de entrenar, todos los ejercicios y movimientos están medidos y bien hechos. Si hay que repetir algo las veces que haga falta, se hace hasta que él considera que ya nos sale porque hemos aprendido la razón por la que se hace eso en concreto. Y luego está la facilidad que tiene para ver lo que pasa en el juego. Enseguida ve qué hacemos bien y dónde le podemos hacer daño al rival. En los descansos de los partidos, por ejemplo, te das cuenta de que se queda con todo lo que pasa en el campo.

También habrá compañeros a los que ha descubierto este año. Gente que está ofreciendo una respuesta desconocida.

Pues mira, De Marcos no me sorprende. Le veo entrenarse desde que llegó y sabía que tiene unas condiciones de la leche, es resistente, es rápido. Si no es el mejor de la temporada, ahí anda. Luego está Aurtenetxe, que parece que no, pero juega todos los partidos, es muy regular. Todos sabíamos lo que pueden dar Iraola, Llorente o Muniain, sabemos quiénes son, y hay otros jugadores que quizás no tienen el reconocimiento de estos, pero… Susaeta está haciendo un año muy bueno, Iturraspe cada día se desenvuelve mejor, siempre ha jugado en esa zona, pero ahora es el último de la media, el que tiene que mantener el sitio. Cuando hablamos de todos ellos, de Amorebieta que está que se sale, comprobamos la influencia que tiene el entrenador, son el reflejo del trabajo que hace.

¿Ya va a tener sitio cuando vuelva?

Pues sí, la verdad es que la competencia es enorme, pero no es la primera vez que me he visto en una así. Intentaré a toda costa ganarme al entrenador. Sea cuando sea, mi único objetivo será volver a ser un jugador importante. El hecho de lesionarme con 31 años puede dar pie a que se dude de mí, pero que quede muy claro que haré lo imposible para estar al nivel de antes y ser cada vez mejor jugador. Estuve dos años parado y luego sentí que estaba mejor que antes de la sanción.

Son experiencias que le benefician, también para convivir con la dureza de un proceso de recuperación tan largo. Está curtido.

Sí, es verdad. Mi situación actual es yo contra mi rodilla. Soy optimista e intento sacar la parte positiva de la desgracia: ahora tengo más tiempo para estar con mi familia y ver crecer a mi hija, que tiene ahora nueve meses. Eso no quita para que tengas un vacío, pero algo se compensa. Cuando te dedicas a esto y estás seis meses sin poder jugar, es difícil. No te acostumbras. Eres futbolista y disfrutas con lo que haces, te falta algo, te falta la adrenalina de todos los domingos, por mucho que te sientas partícipe de las alegrías y las decepciones del equipo… Y, quieras que no, las rodillas operadas no son como las que tenías antes, lo sé porque me fastidie la otra hace 13 años.

El tratamiento que sigue le distancia de la dinámica del equipo.

Encima con tantos partidos y viajes. Vienes a diario a Lezama a hacer doble sesión, pero pierdes el hilo de los viajes, las concentraciones, las comidas, los hoteles... No es igual que cuando estás listo para competir.

¿Qué le dice Bielsa?

Siempre se acerca para interesarse por mi estado, pero la relación no puede ser la que tienes cuando estás entrenando con el grupo. En un mes espero empezar a correr.

Ponerse unas zapatillas de nuevo será un placer.

¡Joder! Ya lo creo. Estar así es un infierno. Mira que pensaba que ya había cubierto mi cupo de sanciones y lesiones. No me esperaba esta sorpresa.

Volvamos a lo más inminente, el Real Madrid.

Parto de la base de que el Madrid es el mejor del mundo para jugar a la contra. Por eso cuando tengamos la posesión será fundamental que los de atrás estén muy encima de Cristiano, Benzema y compañía, porque estos con espacios… Pienso que vamos a tener nuestras opciones, estoy convencido porque no vamos a renunciar a algo que venimos haciendo toda la temporada.

¿Le vio contra el Barça en la Copa? Hubo fútbol, pero no solo.

Llegué al segundo tiempo. Yo ahí veo un problema. En esos partidos los árbitros permiten cosas que en un Granada-Athletic, por ejemplo, no permitirían. A estos equipos se les consienten cosas que al resto no. Y no quiero decir nada más porque no merece la pena, que luego lo rebotan por ahí.

Pues puede que se encuentren con alguno de estos dos en la final de Copa.

Ojalá. Creo que nosotros podemos soñar. Somos jóvenes y no hemos tocado techo. Pelear con el Madrid y el Barcelona es cada vez más difícil, pero este año el Barcelona nos empató en el último minuto. ¿Por qué no ganarles a un partido en una hipotética final?
avatar
Athmin
Administrador
Administrador

Mensajes : 3530
Puntos : 12341
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.