Athleticzales

Entrevista:Ander Herrera

Ir abajo

Entrevista:Ander Herrera

Mensaje por Athmin el Dom 6 Nov 2011 - 14:07

Establece Ander Herrera (Bilbao, 14 de agosto de 1989) que la hoja de ruta para competir con el Barça, al que considera "el mejor equipo de la historia", es dar la cara y ser el Athletic, no un equipo que se encierre atrás "porque no sabemos hacerlo y porque la gente no se sentiría orgullosa de nosotros".

Athletic y Barcelona manejan un mismo concepto de fútbol de querencia de la pelota, de posesión...

Creo que es bonito para el fútbol un partido así. Viene en el ADN de los dos entrenadores el hecho de querer el balón, de tener la posesión, de querer ser protagonistas en el partido. Siempre se comenta que si vas a montar el autobús al recibir al Barça, pero nosotros no sabemos hacer eso. Vamos a jugar cara a cara al Barcelona porque llevamos una camiseta y defendemos a un público que estoy seguro que lo que quiere es que demos la cara, que vayamos a ganar el partido. Evidentemente luego el fútbol tiene muchos factores, pero no seremos un equipo que nos vayamos a encerrar, no sabemos hacerlo. No seremos el sparring del Barça.

¿Está diciendo que combatirán al Barça a pecho descubierto?

En San Mamés está claro. Evidentemente teniendo unas pautas defensivas muy marcadas, pero yo soy de los que pienso que si le das el balón los 90 minutos al Barcelona, pierdes. Habrá momentos del partido en los que tendremos que sufrir, tengamos que defender y estar juntitos, pero no podemos hacer eso los 90 minutos porque perdemos seguro. Nosotros tenemos que ser el Athletic, nada más. Llevamos nueve partidos sin perder y es por algo. No tendría sentido cambiar de estilo porque venga el Barcelona. Vamos a tener precauciones porque el Barcelona realmente es un equipo fantástico, pero si el Athletic deja de ser el Athletic y nos convertimos en un equipo que se encierre en el área, además de que perderemos, la gente no estará orgullosa de nosotros.

Además de una lucha por el marcador será una pugna por tener el balón.

Sí. Está claro que competir la posesión de balón al Barcelona es imposible, pero nosotros en nuestra parcela, en nuestro momento, intentaremos tener la pelota. No somos unos ilusos y sabemos que el Barcelona es el equipo que mejor gestiona la posesión de la pelota y somos conscientes de ello. Eso sí, cuando tengamos la pelota lo importante es no tirarla.

¿Cómo se puede ganar al todopoderoso Barcelona?

Pues viniendo de una racha de resultados positiva, con la moral alta, con el público de San Mamés volcado, con suerte. Todo ese tipo de factores influyen. El Barcelona a lo largo del año pierde algún partido y nosotros tenemos que intentar que este sea uno de esos. Es un equipo completísimo, pero nosotros tenemos nuestras cualidades y nuestras armas. Más que impresionar o temer, al Barcelona se le respeta, pero en ningún caso se le tiene miedo. Si el Barcelona viene con todo es porque ellos también nos respetan y eso nos tiene que motivar y hacer crecer.

El Barcelona llega más descansado que el Athletic. Eso les exigirá todavía un mayor esfuerzo.

Nos han castigado los horarios, pero somos el Athletic y por si algo se caracteriza el Athletic es por superar adversidades. Este equipo tiene un orgullo tremendo, por decirlo de alguna manera, tiene muchos cojones, y ese tipo de situaciones las vamos a superar porque queremos hacer un gran año. No queremos pasar desapercibidos, pero está claro ni que los horarios ni las lesiones nos han ayudado. Creo que somos el equipo con los horarios más injustos de los que jugamos en Europa, pero superamos las adversidades.

¿Qué Athletic se va a encontrar el conjunto de Guardiola?

Un Athletic que no se va a encerrar, que va a ser protagonista del partido. Respetamos al Barça, porque es un súperequipo, para mí el mejor del mundo; a mis 22 años, el mejor equipo que he visto jamás, pero a ilusión y a ganas no nos ganan, eso seguro.

¿Un partido como este es más para competir o para disfrutar?

Hay tiempo para las dos cosas. Habrá momentos en los que tengamos que sufrir, que tengamos que competir, y bueno, que tengamos que juntarnos todos, agarrarnos al campo, ser perros, por decirlo de alguna forma. Con la pelota, eso sí, tenemos que disfrutar. Tenemos que aprovechar la posesión y gestionarla bien cuando la tengamos.

Llegan al choque con una racha magnífica. ¿Es la mejor manera de afrontar un duelo de esta magnitud?

Las rachas positivas a uno le refuerzan muchísimo y más cuando juegas contra un equipo como el Barcelona. Sabes que estás haciendo las cosas bien, que esos nueve partidos sin perder no son casualidad y vamos a tratar de prolongar la racha hasta diez y de ahí en adelante. Sabemos que va a ser difícil y que vamos a tener que correr muchísimo, pero confiamos mucho en nuestras posibilidades.

¿Se asemeja este Athletic al Barcelona en alguna medida?

Los únicos equipos que se parecen al Barcelona son la selección española y el propio Barça. Pero nosotros, desde nuestra humilde posición, respetándolo y salvando las diferencias, intentamos ser protagonistas del partido al igual que los son ellos. Tampoco somos unos inconscientes. Parecernos al Barcelona es muy difícil. Lo que intentamos es ser el Athletic, tener nuestra propia identidad, que viene desde el míster.

Se subraya la calidad del Barcelona, que es incuestionable, pero el Athletic también la tiene.

Sin duda. Somos un equipo que sabe gestionar la pelota, que tiene la posesión, que tiene mucho que mejorar, pero sabemos tener la pelota.

¿Existe un antídoto para frenar a Messi?

Hay que esperar también que él no tenga su día, eso está claro, porque es el mejor del mundo y para mí, el mejor de la historia. Hay que estar muy encima de él, ser muy pesados y que acabe el partido y que piense que es el peor partido de su vida porque hemos estado encima porque hemos sido pesados, porque no le hemos dejado darse la vuelta. Pero también hay que quitarle la pelota al Barcelona en la medida de lo posible. Somos conscientes que ellos acabarán con más posesión que nosotros, pero lo que no queremos hacer es tirar la pelota cuando la tengamos.

¿Resulta exagerada la comparación entre Messi e Iker Muniain?

Teniendo en cuenta a los equipos y la dimensión de cada uno de ellos, no es descabellado compararles. Está claro que Iker es un futbolista muy desequilibrante, Messi es el más desequilibrante del mundo, es el mejor, pero Iker, en ese mano a mano, es el mejor y resolutivo de todos nosotros. Por lo tanto no es descabellado compararlo. Lo que pasa que tampoco hay que volverse loco porque Iker es muy joven, solo tiene 18 años. Con 18 años Messi no era lo que es ahora. Estoy convencido de que Iker va a ser un crack y lo que hay que tener es tranquilidad porque no se le puede cargar con una presión excesiva, que no le corresponde.

Guardiola saldrá con todo tras reservar a varios de sus titulares.

El hecho de que Guardiola dé importancia a este partido y lo considere como un partido difícil y en el que tiene que emplear todas sus armas, a nosotros nos motiva mucho.

¿Pretende el Athletic reflejarse en el espejo del Barcelona?

Reflejarse en el espejo del Barcelona es una utopía. Tenemos que ser el Athletic, tener nuestra identidad propia y nuestro ADN. No tenemos que fijarnos en ningún equipo. Nosotros tenemos nuestros futbolistas, nuestras cualidades, nuestras virtudes y defectos y no tenemos que parecernos al Barcelona.

Barcelona y Athletic, con matices, son dos clubes que se nutren en gran medida de la cantera.

El jugar con gente de la casa, une, sin duda, y creo que en buena medida parte de los éxitos del Barcelona llegan por ahí. La filosofía del Athletic no debe cambiar nunca, es lo que hace que sea como es, un club muy querido y muy grande. Ser del Athletic es una religión. Esa conexión y esa proximidad luego se traslada a la hora de jugar en el campo.

¿Es el Barcelona, debido a su perfección, un equipo dañino para el fútbol porque sombrea al resto?

Yo creo que todo lo contrario. He podido disfrutarlo mucho cuando lo veo por televisión. No solo por cómo juega al fútbol, sino también por lo que transmite la gente de ese equipo. Creo que si tienen tantos éxitos es por esa humildad y por el hambre que tienen de seguir ganando cosas.

Dice Cesc que en ocasiones se siente torpe jugando en el Barcelona.

A veces lo he comentado con compañeros del Barcelona que juegan en la selección sub'21: la primera vez que vas a entrenar y hacen una posesión y pierdes el balón te tienes que sonrojar. Cesc, de torpe nada. Es un crack.

Messi ha comentado que le gustaría que le entrenase Bielsa.

Para nosotros es una suerte tenerlo como entrenador. Somos conscientes de que tanto en Chile como en Argentina es un auténtico ídolo. Ha conseguido un oro olímpico con Argentina, metió a Chile en el Mundial y pasaron la fase de grupos, que eso para Chile es fantástico. Tenemos la suerte de tenerlo y lo vamos a aprovechar. Estoy convencido de eso.

Guardiola tiene a Bielsa como un referente. ¿Sabe tanto de fútbol?

Sí. Muchísimo. Su experiencia lo dice, también su recorrido y todos lo éxitos que ha tenido. Nosotros tenemos la suerte de poder trabajar con él y tenemos que empaparnos. Ya lo estamos haciendo, pero tenemos que hacerlo, más si cabe, de sus ideas, de su forma de entender el fútbol y crecer. Este equipo es muy joven, tiene el techo muy alto y vamos a mejorar mucho de aquí en adelante.

¿Qué les inculca Marcelo Bielsa?

Es una persona muy frontal, muy directa, con nosotros. Te dice las cosas a la cara, te gusten o no. Y en un momento te puedes encabronar porque a uno nunca le gusta escuchar lo malo de uno, pero hay que hacer autocrítica y yo creo que este vestuario es de gente muy humilde, de gente con autocrítica, con ganas de mejorar y de superarse y es lo que nos está exigiendo Bielsa. En el plano futbolístico lo que pide protagonismo, que no te escondas nunca, que corras mucho, porque eso lo pide, quiere un gran esfuerzo físico en todos los partidos. Además quiere que no seamos un equipo timorato, que esté asustado, quiere que no seamos un equipo que esté encerrado atrás. Quiere que seamos un equipo protagonista, que no regalemos la pelota al rival.

¿Genera más presión el hecho de tener que ser protagonistas?

Todo lo contrario. Eso lo que genera es motivación y sentirte importante. Cualquier persona quiere sentirse importante. No queremos ser el sparring del Barcelona. Queremos ser un equipo protagonista.

¿Se sienten cómodos con este sistema?

Sí porque todo futbolista quiere sentirse protagonista dentro del campo y más un equipo como el nuestro, que técnicamente es bueno y que puede llevar el control de los partidos. Todos los futbolistas estamos contentos de jugar así. Jamás dudamos del método de Bielsa porque todo necesita su tiempo. De hecho, creo que el tiempo de adaptación ha sido rápido. El equipo está creciendo, la idea está cuajando.


avatar
Athmin
Administrador
Administrador

Mensajes : 3530
Puntos : 12276
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.